Bienvenidos al sitio del Instituto Europeo de Formación Tecnológica . Haga su búsqueda en el espacio a continuación.

Síguenos en redes:

Dueños de las pequeñas y medianas empresas no implementan una cultura de datos para tomar decisiones

.

Ana Coro Navarro

 

– Algoritmia – Instituto Europeo de Formación Tecnológica

 

Dueños de las pequeñas y medianas empresas no implementan una cultura de datos para tomar decisiones, siendo esto una gran oportunidad para crecer en el mercado.

 

Resumen

Cuando se tiene una lectura de muchos artículos relacionados con la falta de conocimiento en la implementación de un proceso de Big Data (BD) o Business Intelligence (BI), la carencia de una cultura de datos, la limitación de tomar decisiones acertadas y a tiempo, entre otros, surge una gran incógnita…  porqué los dueños de negocios ocupando crecer en el mercado, se niegan esa posibilidad?

A continuación, se presenta una exposición de investigación relacionada con la limitación que puede cegar a los dueños de pequeñas y medianas empresas y no descubrir la oportunidad de oro que se les escapa de las manos al no implementar una cultura de datos que les apoye en la toma de decisiones.

 

 

Introducción

En la actualidad hay muchos retos estratégicos que cumplir en una organización, sin embargo, es importante priorizar en que se debe trabajar, para tener mayor impacto de la empresa en el mercado.   Hay que hablar no solo de la rentabilidad, sino de imagen, de sobrevivencia, de crecimiento, entre otras.

Otro de los temas a resaltar es la importancia en la que se ha convertido la información en una empresa, pues realmente es un activo fundamental, y es por ello que la estrategia de información tiene que estar enfocada hacia procesos como el Big Data, para que la compañía pueda sacar el mayor valor a las fuentes de información, principalmente las relacionadas con clientes, decisiones de productos nuevos, mercados no explotados, tendencias y posibles resultados.  Acá la idea es que la empresa tiene a su alcance para explotar muchísimas cantidades de datos y a través de la implementación del análisis de datos puedan tomar las mejores decisiones.

Pero además de esto, se debe pensar en que si ¿las empresas están preparadas para la implementación del Big Data?, si saben cómo aprovechar el Big Data para mejorar la toma de decisiones?, ¿Cómo van a utilizar la información para ayudar a una mejor experiencia del cliente, nuevos productos, ampliación de mercados…?; la verdad es que son tantas interrogantes que se acaba este espacio para cerrar el tema.

En las siguientes páginas se presentan los resultados de un recorrido bibliográfico para conocer e interpretar por qué los dueños de negocios pequeños y medianos se limitan a una cultura de datos si esto se constituye en una oportunidad para mejorar sus posibilidades de crecer en este mercado tan competitivo y agresivo como el actual.

 

Curso Corto en Big Data & Business Intelligence

 

Desarrollo

Se debe definir primero que es cultura de datos para profundizar y entender el por qué los dueños de las pequeñas y medianas empresas no implementan esta forma de concientizar e integrar la toma de decisiones basada en información real y predictiva y trabajar con mayor certeza lo que se piensa implementar para su desarrollo.

Según se puede extraer de algunos textos y de la experiencia vivida, una cultura de datos es un proceso que se da gradualmente y que requiere cambios en los hábitos, en las actitudes, en el personal e incluso en los recursos disponibles, en donde tiene que darse una participación de todos.

La cultura de datos depende de la participación colectiva del personal en todos los niveles para medir los resultados, actuar en función de los datos disponibles y aprovechar el conocimiento existente a lo largo del tiempo. De hecho, las personas son el 50% de la ecuación cuando se trata de construir y mantener una cultura de datos.

Los colaboradores en todos los niveles deben reconocer la importancia de incorporar datos y utilizar un enfoque analítico para la toma de decisiones. Los dueños de las empresas o a quien ellos designen como responsables, deben liderar con el ejemplo, demostrando que usan datos, y no simplemente confían en la experiencia o el instinto, para dar forma a la estrategia.  Acá es donde muchas veces se falla, pues se descuidan y lo dejan en las manos de los profesionales de la implementación (científicos, ingenieros, analistas de los datos), y no se logra permear e interiorizar en cada colaborador para que se viva y se respire la cultura de los datos.

El mercado actual se caracteriza por la globalización y una alta dependencia de las tecnologías. En este contexto, la competitividad es máxima y las empresas necesitan ser dinámicas y enfocarse en el cliente para poder alcanzar sus objetivos de ventas, crecimiento, proyección de su marca, imagen corporativa, entre otros, sin embargo, algunos empresarios de pequeñas y medianas compañías, ven con limitación implementar estos procesos de Big Data, pues piensan que es solo para grandes empresas, lo cual no es solo cambiar el paradigma, o como dicen los jóvenes hoy día, cambiar de chip.

Las empresas están conscientes de la importancia de los datos, no solo de que se recopilen y obtenerlos, sino de que deben ser transformados en conocimiento para tomar mejores decisiones en sus negocios, pero muchas veces no están dispuestos a comenzar despacio en la cultura de datos, es decir, saben que debe iniciar con capacitaciones, entrenamientos y esperar que se vaya introduciendo esas actitudes en función de datos.

“Es una tecnología que le permitirá a cualquier organización obtener rentabilidad, para liberar recursos útiles que contribuyan a que se centren en las tareas más necesarias y ayuden a la empresa a detectar una mejor manera de fidelizar a los clientes a través de la información que recolecta día a día”, agrega Soracco (2018), es decir, se vuelve prioridad trabajar en un proyecto que permita entonces lograr esta cultura de datos para que cuando se tenga que implementar el proceso de Big Data, sea mucho más fácil para todos y más fluido, pues ya el camino está trazado.

 

 

Conclusiones

El peso en un cambio de paradigmas es volver a cero, pues esto es precisamente lo que es difícil para los dueños de empresas pequeñas y medianas, el paso requiere fuerza, voluntad, tiempo y también una buena inversión, y ante la incógnita de si lo hacen y fracasan, o lo logran, prefieren mantenerse en el estado actual, siendo esto una venda que no permite pasar a otro nivel, y la oportunidad la dejan pasar.

Para lograr el éxito en estos procesos de cambio, los colaboradores (desde las gerencias y responsables de áreas) en diversas posiciones deben participar en las mejores prácticas, la capacitación y el seguimiento para que el cambio sea exitoso y para que los datos formen parte de la cultura general en lugar de otra tarea que se debe hacer,

Las empresas encuentran dificultades a la hora de sacar partido a los datos que recopilan, ya que están invirtiendo mucho, no solo con presupuesto sino con tiempo, dedicación y mucho más, están dejando la fuerza en el proceso, pero la falta de una cultura del dato hace que las empresas se sientan como estar con una camisa de fuerza y por ello ven esto como una imponente barrera.

 

Recomendaciones

Una de las principales recomendaciones que se puede resaltar es que los colaboradores de primera línea tienen carencia de datos y además que cuentan con grandes limitaciones a la hora de acceder a la información y los análisis para la toma de decisiones, entonces, ¿cómo las toman?, pues ya se puede entender porque el fracaso de muchas. Esto se debe cambiar con conocimiento y con el compromiso de que al inicio es difícil pero se puede lograr si se destinan los recursos adecuados.

Los negocios son plenamente conscientes de la importancia de los datos. Y no solo del hecho de recopilarlos y estar en posesión de ellos, sino de transformarlos en conocimiento para una mejor toma de decisiones en el negocio, pero les cuesta decidirse, y es por ello que deben asociarse a gente, expertos o especialistas que puedan vender muy bien la necesidad de iniciar con la cultura de datos, para luego dar el salto a implementar un Big Data por ejemplo.

 

Bibliografía

Altares, G. (2014). Comprar en la era de Big Data. El País. Recuperado de  http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/09/13/actualidad/1410618299_290408.html Consultado 26 de julio 2021.

CIO Perú. (2014). SAP: Los decisores tienen dificultades para sacar provecho de Big Data. Recuperado de http://cioperu.pe/articulo/17305/sap-los-decisores-tienen-dificultades-para-sacar-provecho-de-big/ Consultado 26 de julio 2021.

Soracco, G. Big Data, una potencial mina de oro, (2018). Revista It Newslat. Recuperado de https://itnews.lat/big-data-una-potencial-mina-de-oro.html Consultado 27 de julio del 2021.

Post a Comment

7  +  2  =  

Ver más

  • Responsable: Grupo Global Euro Inversiones S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a CenturyLink USA que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver nuestra Política de cookies
Privacidad
Abrir chat